salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

domingo, 31 de julio de 2011

Triunfo agónico de Río Grande en Mayores

El clásico fueguino en Mayores fue un apretado 4 a 3 de Río Grande sobre Ushuaia, con gol agónico de Jonatan Barraza, la figura de la jornada de sábado en el Margalot.
En el primer encuentro de las selecciones Mayores de Río Grande y Ushuaia, el resultado fue un ajustado 4 a 3 en favor de Río Grande.
El elenco local ingresó a la cancha con Adrián Fuenzalida en el arco, Claudio Torres y Diego Rodríguez manejando los hilos desde el fondo; Martín Pacheco y Gonzalo Gómez. El balón estuvo mayor tiempo en los pies de los visitantes, mientras que Río Grande se mostraba algo impreciso y estudiando tanto al rival como al funcionamiento propio, con jugadores que si bien llegan en un óptimo rendimiento por el rodaje en sus clubes, no tuvieron demasiado entrenamiento entre ellos.
Adrián Fuenzalida demostró porque es el arquero hoy titular de la selección de Río Grande, con un par de intervenciones mano a mano y varios remates de media distancia que hizo parecer sencillos.
A los 12 minutos Ushuaia llegó a la quinta infracción de equipo, y a cinco minutos del final, Juan Gómez puso el 1 a 0 de tiro castigo.
Cabe destacar que el arbitraje tuvo varios cortocircuitos, sobre todo en cuanto a los deslizamientos laterales de los ushuaienses, los cuales fueron cobrados y evidentemente en la capital provincial, los jueces son más permisivos en este aspecto.
Fabricio Naccarato marcó el 2 a 0 a quince segundos del final, y luego el propio jugador de Sportivo falló un tiro libre sin barrera, antes del pitazo.
Los árbitros sufrieron los reclamos del cuerpo técnico ushuaiense por su labor, y esto casi deriva en la suspensión del cotejo, ya que uno de los integrantes del banco capitalino agredió a Néstor Castillo, quien luego de ello se retiró a los vestuarios sin intenciones de continuar el encuentro.
Transcurrieron algunos minutos y finalmente el juez decidió continuar con el partido, en un acto para destacar, también teniendo en cuenta que el agresor ya se había retirado.
Inicio el complemento y pese a algunos contragolpes claros para Río Grande, Marcelo Toledo descontó a los 4 minutos, en tanto que Juanjo Bareiro luego de robarle el balón al ingresado Jonatan Barraza, clavó un fierrazo desde la banda izquierda y dejó las cosas 2 a 2.
Bareiro fue el estandarte de la remontada ushuaiense, y luego de robar un nuevo balón, asistió a Facundo Moreno para la ventaja de la capital provincial.
Y promediando la etapa, luego del empate del pivot Martín Gallardo, tras un tiro libre y asistencia de Barraza, se empezó a ver la mejor versión de Río Grande.
Hubo otros tres tiros libres cerca del área, apenas desviados, y el tándem Torres-Barraza mostró grandes combinaciones para desequilibrar al buen equipo ushuaiense.
Cuando el empate parecía caer de maduro, y solo restaban 26 segundos para el cierre, Claudio Torres iluminó el camino, y ejecutó una asistencia genial para Barraza, que definió el pleito con un toque a la red que derivó en el festejo interminable con todo el Margalot y especialmente con la hinchada de Real Madrid, que había pedido por el jugador xeneize.
La figura: Jonatan Barraza