salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

domingo, 29 de agosto de 2010

San Martín ganó una verdadera batalla

Pingüino Futsal y San Martín no defraudaron y entregaron un encuentro lleno de emociones, con todos los condimentos que puede tener un cotejo que ya se ha trasformado en un nuevo clásico, por el pasado albiazul de varios jugadores, hoy a las órdenes de Pablo Urrea.
San Martín se quedó con una verdadera batalla, por resultado final de 8 a 6, y solo gracias a la inferioridad numérica que tuvo que aguantar Pingüino Futsal durante casi un tercio del complemento, por la infantil expulsión con roja directa de Matías Saldaño, cuando ganaba 4 a 3.
Un primer tiempo muy igualado tuvo la apertura del marcador recien pasados los 12 minutos, por una genialidad de Claudio Torres, quien finalmente sería la figura del partido.
El armador del Santo anticipó en la mitad y, favorecido por un rebote, quedó mano a mano con Ulises Alvarez, para picarla por con maestría ante la salida desesperada del arquero.
San Martín no merecía esta ventaja, y Pingüino logró el empate con Luciano Obiol, para luego ponerse en ventaja en un final de primer tiempo que le fue muy favorable.
El propio Obiol marcó el 2-1 capitalizando el rebote, tras el tiro libre sin barrera que Adrián Fuenzalida le había atajado, a menos de dos minutos del final. A treinta segundos del final, Alipio Bustamante definió un contragolpe iniciado por Obiol y sobre los últimos segundos, Juan Manuel Vera desvió un tiro libre sin barrera que podría haber sido el cuarto.
San Martín apretó desde el primer minuto del complemento, y fue encontrando espacios en un rival que se cerraba, pero ya no podía generar peligro.
Poco de Pingüino y mucho del Santo, daba una ecuación fácil que marcó el descuento de Cristian Alday tras un desborde y centro atrás de Emanuel Quiroga, y una jugada similar promediando la etapa que provocó el gol en contra de Juan Vera, para el empate 3 a 3.
En la vorágine de un partido que comenzaba a calentarse, y en el que San Martín se cargaba de faltas, Luciano Obiol fue inteligente, robó en la salida de Claudio Torres y cedió para que Martín Gallardo para que festeje el 4 a 3, a los doce minutos.
La rotación le jugó una mala pasada a Pingüino, que pecó de inexperto para esta clase de partidos y sufrió con aviso. Una tremenda patada del juvenil Daniel Arias sobre Claudio Torres fue bien castigada con azul directa, en una jugada que motivó el cambio del armador Santo, que tenía su media izquierda con sangre, producto de la acción.
Tras una tapada espectacular de Ulises Alvarez sobre Alday, Matías Saldaño no solo erró un contragolpe que debía ser gol, sino que en la jugada subsiguiente le cometió falta a Alday, y cuando este se levantó lo agredió físicamente con un golpe de puño, para luego increparlo cuando el agredido se había tirado al suelo. Fue roja directa para el jugador de Pingüino Futsal, y los de Urrea quedaron con cuatro jugadores en cancha, ganando por la mínima ventaja.
Durante un par de minutos Pingüino aguantó, pero el reingreso de un herido Claudio Torres fue la perdició de los dirigidos por Urrea. El Nº10 de San Martín y la Selección de Río Grande empató 4 a 4 con un puntazo certero, y un rebote en el palo tras un remate de él, le permitió a Alday poner la ventaja para el Santo.
Hasta que a los 16 minutos llegó la joyita de la figura del partido: Claudio Torres marcó un golazo robando un balón y yéndose por la izquierda, pisándola ante el cruce del defensor y otra vez, pisándola hacia adentro para dejar desparramado al arquero y cachetear con su pie zurdo; un verdadero golazo (ver fotos al final de la nota). Omar "Pitu" Torres puso el séptimo, y lejos de bajar los brazos, la gente de Pingüino se la jugó y consiguió las faltas necesarias para descontar.
Dos tiros libres sin barrera excelentemente ejecutados por Martín Gallardo, dejaron a los de Urrea al borde de la hazaña, pero a solo a segundos del final, San Martín pudo respirar tranquilo, tras una nueva escapada de Claudio Torres y una definición cruzada, para el 8 a 6.
Luis Ruíz también fue expulsado con azul directa en Pingüino Futsal cerca del final, porque en su afán de capturar un rebote de Adrián Fuenzalida, pateó la humanidad del arquero, que ya tenía el balón en su poder.
De esta manera, San Martín logró una victoria de campeón, en un partido que una vez más vio tambalear su condición de invicto en este Torneo Apertura. Así, el equipo dirigido por Claudio Antonio (también expulsado con azul directa) llegó a la punta en solitario de la Zona “B”, y es el primer clasificado a los cuartos de final del certamen oficial del Futsal CAFS.
San Martín ganó una verdadera batalla... y se festejó como tal...
La figura: Claudio Torres
Claudio Torres demostró una vez más porqué llevará la Nº10 en Comodoro Rivadavia, y porqué es catalogado como el mejor (lejos) jugador de Futsal CAFS de la actualidad.


Pero que digo gol... golazo de Claudio Torres...