salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

viernes, 2 de julio de 2010

San Martín demostró su poderío en casa

En uno de los encuentros que completa la undécima fecha del Torneo Apertura “25º Aniversario de TV Fuego” del Futsal CAFS, San Martín mostró todo su potencial en su cancha, venciendo a Real Amarillo con un claro 6 a 1, que lo deja como único escolta de QRU Escuela 23, que juega el domingo por la duodécima.
Real Amarillo no encontró los caminos para lastimar la defensa en bloque del Santo, que hizo gala de su mayor conocimiento de cómo hay que jugar en la cancha de calle O´Higgins.
Luego de siete minutos muy parejos, en donde los equipos casi no se sacaron ventajas, apareció la figura del Santo, Claudio Torres luego de capturar un rebote. Facundo Armas había recuperado en mitad de cancha, se hizo espacio y remató fuerte, y el despeje de Sebastián Pérez le quedó a Claudio Torres, que buscó disparó, pero ante el cierre del defensor y el achique del arquero, la picó con su pie zurdo, para un verdadero golazo que abría el partido.
Tras una recuperación de pelota similar a la de Armas, treinta segundos después, Cristian Alday clavó un derechazo al ángulo inatacable, y el 2 a 0 le daba mucha confianza al ahora escolta del torneo.
El Santo se lució en su cancha y Real Amarillo, entre su poca adaptación a las dimensiones y a la superficie del Club San Martín, sumado a la poca movilidad de los hombres de ataque, ya no sabía como hacer para llegar con real peligro al arco defendido por Adrián Fuenzalida, que igualmente respondió en gran forma cada vez que lo inquietaron.
A los 10, una gran pelota de Emanuel Quiroga dejó solo a Marcelo Barrientos y éste esperó la entrada por el medio de Claudio Torres, que definió con un remate esquinado para el 3 a 0.
Todo el equipo Santo hizo un gran partido, pero se destacaron además de Claudio Torres, la movilidad y despliegue de Alday y Barrientos.
Real Amarillo solo pudo agarrar mal parado a su rival, y aprovecharlo, cuando Marcelo Acosta robó una pelota por el medio a Claudio Torres, y rápidamente tiró el pase profundo para Patricio Guerrero, que tenía pase a su izquierda, pero prefirió meter un puntazo que se clavó en el ángulo, al primer palo de Fuenzalida.
Sin embargo, veinte segundo más tarde el local aceleró, real no tomó bien las marcas y Barrientos tiró un pase en cortada para que Facundo Armas la empujara.
El 4 a 1 era una demostración de contundencia, y bien Real Amarillo no estaba lejos en el marcador, si lo estaba en volumen de juego, intentando apoyarse en un César Gallardo que fue lo mejor de su equipo, pero que no encontró compañía para asociarse con criterio y aprovechar las pocas falencias albiazules.
En el complemento, el desarrollo no varió y a los dos minutos, por milímetros, Claudio Torres no convirtió un golazo, tras una combinación por izquierda con Emanuel Quiroga y definición con una vaselina exquisita que rozó el palo izquierdo de Seba Pérez.
Antes de los 7 minutos, Pache Barrientos se anotó en planilla, empujando al gol tras una pelota que ganó Alday, cuando con la defensa descompensada, el arquero del Amarillo había salido a cortar en mitad de cancha.
San Martín hizo correr el reloj tocando y buscando los espacios sin desesperarse; con una desventaja de 1-5, afortunadamente para el juego, Real Amarillo no entró en el juego brusco, sabiendo que aun queda mucho camino por recorrer.
Pasados los once minutos, Facundo Armas, tras pase de Claudio Torres, definió con clase para el 6 a 1 a favor de San Martín.
A siete del final, Claudio Antonio decidió darle confianza a juveniles como Favio Vargas, Cristian González, Sebastián Alvarado, Jonatan Barraza y Juan Fuenzalida, que tuvieron el mismo despliegue en el plano defensivo y cuidaron bien las espaldas de Adrián Fuenzalida, aunque con menos peso ofensivo.
De esta manera San Martín mantiene su invicto (ocho victorias y tres empates), quedando a un punto del líder del campeonato, QRU Escuela 23, que el domingo a última hora juega su cotejo correspondiente a la duodécima fecha, ante Metalúrgicos.
La figura: Claudio Torres