salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

lunes, 5 de julio de 2010

Metalúrgicos sorprendió a QRU 23

En el partido más apasionante de la duodécima fecha del Torneo Apertura “25º Aniversario de TV Fuego” del Futsal CAFS, Metalúrgicos se impuso al puntero del campeonato QRU Escuela 23 por 7 a 5, para de esta manera afianzarse al quinto lugar de la primera fase y dejar las cosas como estaban antes en lo que respecta a la cima del torneo, que ahora es compartida nuevamente entre Correo y San Martín, ambos con 20 puntos.
El partidazo comenzó palo por palo, aunque se abrió a favor de Metalúrgicos gracias a un error de Fernando Díaz. El arquero de Correo no logró atenazar una pelota que venía débil, y el rebote le quedó a Gustavo Almonacid, que marcó el 1 a 0.
A partir de allí comenzaron los nervios del puntero del campeonato, que estuvo por demás impreciso, ante un rival pensante, que apostó a aprovechar cada desacople defensivo de QRU Escuela 23.
A los 4 minutos llegó el 2 a 0, tras una mala entrega de Lucas Ulloa en defensa y un derechazo terrible de Gustavo Thione.
Además, el grandote de Metalúrgicos fue durante gran parte del cotejo, una de las claves en la defensa, ya que realizó una marca personal muy efectiva sobre el goleador de Correo, Agustín Cafure, que tuvo su primera chance de gol recién a los 5 minutos de juego.
Lucas Vera, una de las figuras del encuentro, marcó el 3 a 0 enganchando hacia adentro y metiendo un buen zurdazo al primer palo, mientras que Agustín Cafure descontó aprovechando un rebote de José Martínez.
Las malas noticias por lesión llegaron para los dos lados, ya que Carlos Ozores ocupó el lugar de Alan Cepeda, quien se resintió de su desgarro, mientras que arquero de Metalúrgicos, José Martínez se lesionó tras una mala caída, por lo que José Fuenzalida lo reemplazó.
A los 10, el que más lo sintió fue QRU, luego de la correcta tarjeta azul directa recibida por Carlos Ozores tras una fuerte patada sobre Lucas Vera, con quien había tenido un encontronazo segundos antes.
Lo de Metalúrgicos seguía siendo muy bueno, aunque Correo no se quedaba atrás e inquietaba con todo su arsenal de variantes. Cafure luchaba y recién ganó de arriba por segunda vez a tres minutos del final. El 4 a 1 con el que se terminaría la emocionante primera etapa, fue convertido por Pablo Arriagada.
En el complemento, el partido siguió siendo de ida y vuelta, hasta los tres minutos de juego, cuando Lucas Vera clavó un derechazo en el ángulo para poner el 5 a 1.
Antes, Lucas Ulloa mandó increíblemente el balón por encima del travesaño, tras una excelente habilitación de Cafure; toda la incredulidad de jugadores y seguidores del puntero del campeonato.
La estampida: Correo, ataque a cuatro calles...
Luego de esos primeros minutos, Correo adelantó líneas y se jugó a hacer el desgaste de presionar y no dejar jugar al equipo rival.
El riesgo dio frutos, porque más allá de un mano a mano que Fernando Díaz le ganó a Lucas Vera, Metalúrgicos la pasó mal durante varios minutos, con dos tapadas de Fuenzalida sobre Cafure y el ingresado Matías Sánchez (que no iba a jugar por un golpe recibido en un partido previo de juveniles), además de otro disparo en el poste de Cafure.
Recién a los 11 llegó el segundo gol de QRU Escuela 23, tras una gran individual de Cafure en mitad de cancha y una asistencia de Matías Sánchez para que Lucas Ulloa la empujara abajo del arco.
Metalúrgicos no podía salir y a los 13 Fernando Díaz marcó otro descuento, rematando de mitad de cancha. Gustavo Thione vio su segunda amarilla por una mano dentro del área, cuando Cafure marcaba el cuarto tanto de Correo. Finalmente fue Diego Molini quien ejecutó y convirtió la pena máxima, para dejar un expectante 5 a 4.
A cinco del final convirtió Matías Sánchez, tras una excelente habilitación de Cafure, pero instantes más tarde, Lucas Vera volvió a dejar arriba a su equipo, ahora por 6 a 5.
Lucas Ulloa lo perdió de contragolpe tras llegar muy exigido, mientras que Cafure mandó su enésimo cabezazo muy cerca del palo derecho de Fuenzalida.
Metalúrgicos aguantó los últimos embates de los incansables Lucas Ulloa y Agustín Cafure; finalmente, un tiro castigo selló la suerte de los conducidos por Héctor Vargas, que había llegado a la quinta falta a dos minutos del final.
Gustavo Almonacid marcó por la vía del tiro castigo el 7 a 5, a 56 segundos del final del encuentro, que Metalúrgicos se llevó merecidamente. Correo, pese a que no le alcanzó para mantener la punta en solitario, dejó absolutamente todo, tal como es la premisa de su entrenador.

La figura: José Fuenzalida