salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

miércoles, 30 de junio de 2010

Héctor Vargas, el DT del puntero: "Esto es fruto del trabajo de todos estos años"

http://www.surenio.com.ar/index.php?s=!notas2009$$$W082tf4lyzhc4flsdn3jhz&l=es&referer=GtcJHL0TxZQBRfGJKJ1lEQK9Ub8dpGq1qpIu4vhOS%2Fxjb0Oj1xzpUn27NY%2F15NQCCAP6Tm2CO0Bsu%2Fqo9V56EAbWJKwzDTUyi0HX8nRS%5E_946

El primer equipo de QRU Escuela 23 se encuentra en lo más alto de la tabla de posiciones del Torneo Apertura «25º Aniversario de TV Fuego», organizado por la Federación Fueguina de Futsal, y esto no es un hecho casual.
Héctor Vargas, entrenador de QRU Escuela 23 en varias de sus divisionales, incluyendo la Primera División, tuvo la amabilidad de conceder una entrevista a este medio para manifestar sus sensaciones al ver su equipo en la cima de la primera fase del certamen del Futsal CAFS, más aún teniendo en cuenta el gran trabajo que ha realizado durante todos estos años, formando un grupo que en este 2010 parece tener la maduración justa para luchar mano a mano con cualquier otro elenco por el título; más allá de las insinuaciones que había hecho en los últimos dos años.
«No puedo negar que es una sensación inmensa de alegría, porque llevo muchos años trabajando con estos jugadores y no es fácil estar allí arriba, mucho menos mantenerse. Por suerte nosotros hoy estamos arriba y nos hemos mantenido en los primeros lugares, sabiendo que estamos jugando con equipos fuertes, con equipos grandes. Eso hace que la alegría sea doble», dijo Héctor Vargas, DT de Correo.
Sobre la motivación que significa mirar al resto de los equipos desde lo más alto de la tabla, el profe Vargas fue muy cauto, sabiendo que nada está dicho y que el trabajo para mantener este buen momento debe continuar, sin relajarse.
«Uno nunca en la vida debe creerse nada, al menos ese es el pensamiento que tengo y llevo a cabo en mi vida. Siempre hablo con ellos y les digo que esto no significa nada. No significa que somos los mejores ni nada de eso, y ellos entienden eso perfectamente. Creo que la punta es una motivación que los compromete aun más con el trabajo que estamos haciendo y les permite darse cuenta a ellos mismos que ya están en un punto óptimo de maduración, que ya son grandes y están para otras cosas; todo esto es fruto del trabajo de estos años», manifestó Vargas, dejando en sus palabras la satisfacción que tiene por haber formado un grupo que se entiende a la perfección, tanto adentro como afuera de la cancha, ya que están junto al entrenador de Correo desde temprana edad.

El grupo
Héctor Vargas tiene jugadores a los que ha formado durante la gran trayectoria de su trabajo deportivo en Río Grande. La mayoría del grupo, conformado por jóvenes entre 17 y 22 años, viene trabajando conjuntamente desde los 6 años.
«Logré conformar un buen grupo de seres humanos y eso me deja muy tranquilo. No es porque sean jugadores míos. Yo apunto mucho a la persona y siempre me he manejado de la misma manera. Siempre apunto al buen comportamiento, no tener jugadores conflictivos dentro del grupo, porque eso no me sirve y sería hacer algo que va contra mi forma de ser. He logrado conformar un buen grupo de buenas personas y allí está el resultado. Haciendo eso y trabajando el fútbol, motivándolos a que entrenen, que no me fallen en los partidos, luego se ven los resultados», explicó el DT.

El Terrible Cafure
En cuanto a la opinión sobre Agustín Cafure, su as de espadas, Héctor Vargas lo describió como lo que es, un excelente jugador que desde temprana edad se vislumbraba como tal. «Las tiene todas: va bien de arriba, le pega bien, es muy inteligente, tácticamente en la cancha siempre está bien ubicado, tiene buen dribbling para la estatura que posee. Tiene buen mano a mano, toca con calidad la pelota, trata con lujo a la pelota, son jugadores a los que da gusto ver jugar», expresó Vargas, que luego no quiso dejar afuera a todo su plantel, del cual se siente muy orgulloso. «No sólo es Agustín, hay un grupo que he logrado formar, y por ellos estoy muy contento. Ellos han recibido tentaciones para jugar en otro lado y siempre han manifestado su lealtad. La palabra lealtad para mí es muy importante, y ellos la aplican también en su vida. Para mí eso es muy satisfactorio. Estos chicos se ganan los elogios que reciben y eso es muy reconfortante», agregó.

Para ser campeón...
Finalmente, sobre los objetivos planteados, el propio Héctor Vargas evidenció que el campeonato no es algo que le quite el sueño; aunque sabe que tiene un grupo en el punto justo para aspirar a ser campeón o llegar a instancias decisivas, y los deseos de ser campeón siempre están.
«Por más que seamos humildes en las declaraciones, por dentro uno quiere ser campeón. Ese es el deseo nuestro, llegar lo más arriba posible, aspirar a llegar a la final. No nos conformamos con lo que logramos. Siempre le digo a mis jugadores que cada vez que salgan a la cancha entreguemos lo mejor. Después si no se da, sabremos que dejamos todo por lograr el objetivo. El deseo interno es llegar lo más arriba posible y creemos que tenemos las armas como para poder estar peleando una semifinal o una final», finalizó.