salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

lunes, 28 de junio de 2010

Antes del bochorno... hubo un partido...

Escuela de Fútbol de Río Grande cosechó su cuarta victoria en el Torneo Apertura de Futsal CAFS para ascender a la décima posición, venciendo a un duro rival como Club Italiano, en un partido que se jugó con dientes apretados, que se ensució en los últimos minutos y que terminó de desvirtuarse tras una fuerte entrada de Milton Burgos sobre Hilario Cabral, y la posterior reacción de ambos jugadores, que calentó el ambiente tanto en los bancos de suplentes, como en el ánimo de los simpatizantes de ambos equipos que estaban el las tribunas del Polideportivo Carlos Margalot.
Italiano abrió el marcador cerca de los 8 minutos de juego, con un gol de Pedro Adasme, aunque gracias a un doblete de Horacio Cabral y otra conquista de Hilario Cabral, Escuela lo daba vuelta para pasar a ganar por 3 a 1. El elenco dirigido por Segundo Burgos se repuso y logró empatarlo con goles de Renzo Caraballo y Leandro López; sin embargo el primer tiempo se iría a favor de Escuela de Futbol de Río Grande por 4 a 3, gracias a un último tanto de Nicolás Senkovic.
El complemento arrancó con el mismo ida y vuelta del primer tiempo, aunque Italiano parecía hacer mejor las cosas y lo demostró dando vuelta el marcador en menos de dos minutos, con goles de Daniel Salazar y Milton Burgos. Sin embargo allí comenzó a aparecer quien fue la figura del partido, José María Cabral, que empató aprovechando una mala salida desde el fondo de Italiano, y Daniel Díaz, tras agarrar un rebote, marcó el 6 a 5, casi sin ángulo. Antes de los cinco minutos, José María Cabral volvió a definir con eficiencia, tras una gran jugada que se inicio a un toque con Hilario Cabral, pasando por los pies de Senkovic.
Escuela justificaba la victoria obligando a su rival a jugar excesivamente al pelotazo, gracias a una buena presión de los hombres de ataque. Uno de esos pelotazos fue gol de Daniel Salazar, pero rápidamente José María volvía a poner diferencia de dos goles, para que los dirigidos por Pepe Cabral ganaran 8 a 6.
Habían pasado los diez minutos e Italiano jugaba mejor, pero no encontraba la puerta de la definición para lograr descontar. Para colmo de males, tras un contragolpe Horacio Cabral marcó el noveno gol de Escuela, mientras que el recién ingresado Fabián González (en reemplazo del arquero Daniel Llancapani) dejó el partido 10 a 6 a falta de cinco por jugar.
A tres minutos del final, Horacio Cabral tuvo la definición del partido en sus pies, pero falló el tiro libre sin barrera. Rápidamente descontó Maximiliano Mikel, mientras que Jonatan Salazar hizo lo propio a un minuto y medio, tras una excelente individual, y luego dejó las cosas 10 a 9, a 45 segundos del final.
Una infracción que no pareció tal, le dio la oportunidad a Escuela de aumentar, e Hilario no falló. A 12 segundos del final, José María Cabral sentenciaba el 12 a 9 con un gol de contragolpe.
Si bien era un partido por demás caliente, todo parecía terminar en paz, pero a 8,3 segundos del final el reloj se detuvo por una fuerte infracción cobrada por los árbitros, de Milton Burgos sobre Hilario Cabral. El jugador de Escuela increpó al de Italiano y según el relato de los jueces, dijo: “¿Que hacés boludo? ¿No ves que me podés quebrar?”. Milton Burgos reaccionó con un intento de cabezazo, y allí se produjo la incursión de todos los integrantes de los dos bancos de suplentes. Si bien el incidente, afortunadamente no pasó a mayores, el saldo de sanciones deportivas dejaron tarjetas rojas para Hilario Cabral, Milton Burgos, Segundo Burgos (DT de Italiano), Carlos Cabral (ayudante técnico de Escuela de Fútbol R.G.) y un informe para Sergio Barrios (Italiano) por insultos hacia uno de los jueces.

La figura: José María Cabral (Escuela de Fútbol R.G.)