salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

sábado, 12 de junio de 2010

QRU Escuela 23 sigue imparable

Un relojito llamado QRU Escuela 23 dio cuenta de un rival de jerarquía, ya que derrotó por 9 a 5 nada menos que a Los Cuervos de Río Grande, el subcampeón del 2009. De esta manera, Correo alcanza los 14 puntos, dos menos que el líder San Martín, pero con la posibilidad de alcanzarlo ya que posee un partido jugado menos.
Los dirigidos por Héctor Vargas madrugaron al azulgrana y antes de los dos minutos, Agustín Cafure abrió el marcador; antes de los 10, QRU ya ganaba 3 a 0, gracias a conquistas de Alan Cepeda y Lucas Ulloa.
Promediando la etapa Los Cuervos reaccionó con un tanto de su hombre-gol, Cristian Kily González, y si bien una combinación entre Cafure y Cepeda le permitió a Lucas Ulloa poner el 4 a 1, rapidamente el Kily dejó el 4 a 2 con el que llegaría el entretiempo. Ese último gol, pasados los 12 minutos de la primera etapa fue punto de partida para un mejor rendimiento del elenco azulgrana, sobre todo en cuanto a la tenencia del balón y no desesperarse por ir al frente, sino más bien pensar bien el ataque para desnudar las falencias defensivas del verde.
En el complemento esto se vio evidenciado en la red, porque tras una buena escapada de Walter Mansilla por izquierda, la asistencia al Kily González permitió que éste enganchara y definiera fuerte al primer palo.
Los Cuervos desequilibraba con mucha facilidad y a los 4 minutos llegó el empate, nuevamente del Kily, luego de una jugada donde Correo quedó muy mal parado y marcó pésimo.
Fueron momentos de incertidumbre uno de los protagonistas principales de la lucha por el liderato de la primera fase, aunque quien sigue siendo determinante en QRU, lo volvió a ser; Agustín Cafure se escapó de su marca tras un lateral y clavó un cabezazo para el 5 a 4, pasados los seis minutos. Instantes más tarde, Cafure presionó al arquero y tras un rebote, le quedó ante un Guereta tirado en el suelo que no pudo reaccionar a tiempo. Pasaron los minutos y se notaría que Los Cuervos ya no podían ser tan profundos, en parte por el cansancio del Kily, que debió salir durante algunos minutos por el comprensible agotamiento.
Promediaba la etapa y fue cuando Correo se decidió a apretar el acelerador y cerrar el partido, pero a fuerza de goles.
Fernando Díaz realizó una increible tapada con el pie ante un mano a mano de Walter Mansilla, mientras que a los 13', fue Javier Brizuela (no vio minutos en el primer tiempo) estrelló un tiro en el poste. A los 11', llegó una patada muy fuerte de Gustavo Pintos que bien podría haber sido azul directa, porque dejó la pierna y le pegó sin pelota a Lucas Ulloa, pero solo recibió una tarjeta amarilla.
Luego QRU demostraría que además de las virtudes que tiene como equipo, la fortuna estuvo de su lado, porque el 7 a 4 llegó por un gol en contra de Brizuela, que desvió involuntariamente un remate débil de Matías Sánchez.
A los 14', Alan Cepeda combinó con Matías Sánchez y Cafure para definir, y luego del minuto pedido por Correo, Walter Mansilla realizó una excelente individual para definir con clase por encima del arquero rival y decretar un nuevo descuento azulgrana.
A menos de 3 del final, una volea de Cepeda oportunamente desviada por Cafure se convirtió en el 9 a 5, diferencia que no fue mayor porque Pablo Guereta, arquero de Los Cuervos, le atajó un tiro libre sin barrera a Alan Cepeda, a dos minutos del final.
Los Cuervos intentó más y dejó todo, pero ya no le quedaba resto físico ni tiempo, ante un equipo que fue mostrando mayor solidez conforme pasaban los minutos, tras el altibajo de la primera parte del complemento.
Así, el Verde vuelta a ser único escolta de San Martín, con 14 puntos y la posibilidad de alcanzarlo cuando complete su cotejo correspondiente a la novena fecha.