salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

domingo, 20 de junio de 2010

Uno no liquidó, el otro no supo ganarlo

Pingüino Futsal y JUF empataron 7 a 7, en un tercer partido de la jornada sabatina de Futsal CAFS que fue vibrante, emocionante y se tornó caliente durante los últimos minutos, en parte por decisiones arbitrales que fueron muy reclamadas. Se habló mucho y se jugó poco, por lo tanto, finalmente el empate fue lo más justo por lo entregado por ambos equipos, aunque la bronca fue más del lado de Pingüino Futsal, que arrancó para llevarse por delante al juvenil elenco dirigido por Edgardo Suero, y casi lo pierde.
El partido comenzó parejo y ante la falta de profundidad de ambos, el marcador se abrió con un penal para JUF, convertido por Luis Bogado, a los 5 minutos. Un minuto más tarde, David Romero durmió en la salida de tres en el fondo y Matías Saldaño marcó el empate; el propio Saldaño pondría el 2-1 instantes después, con un remate esquinado y bajo, aprovechando una pelota que quedó boyando en zona de definición.
Promediando la etapa Pingüino brilló por su contundencia, porque Juan Vera la agarró de sobrepique tras un lateral para clavar el balón en el segundo palo; lo propio hizo Luciano Obiol, que clavó dos derechazos cruzados para que el elenco dirigido por Pablo Urrea pase a ganar por un abultado 5 a 1, casi a los 12 minutos. Cinco minutos más tarde, Obiol marcó el sexto gol de su equipo, aunque en una distracción, Lucas Torres aprovechó para descontar y poner el 6 a 2 con el que llegarían los equipos al descanso.
Durante la parte final del primer tiempo y el inicio del complemento, Pablo Urrea metió en cancha a jugadores con menos rodaje, y estos cumplieron pese al descuento de David Romero, pasados los tres minutos. Con la entrada de los titulares, Pingüino Futsal siguió cometiendo errores de marca, y a los 7 minutos, los pagó por partida doble, porque Bogado marcó de tiro libre, y segundos más tarde, un cabezazo de Velásquez dejó a JUF abajo en el tanteador, tan solo por 6 a 5.
Promediando el complemento, Pingüino Futsal mereció más, pero falló en momentos clave: JUF salvó en la línea dos veces, y luego Obiol desperdició un mano a mano con todo el tiempo del mundo, aunque a los 12’, Juan Vera robó en el medio y definió para el 7 a 5.
El punto de inflexión fue una jugada en la que David Romero saltó a anticipar al arquero rival en un lateral, y Ulises Alvarez se quejó de un codazo. No solo eso, sino que luego de unos segundos en el suelo, se levantó e increpó al pibe Romero.
Esta reacción le valió la segunda amarilla y la correspondiente azul, por lo cual, ante la ausencia de José María Luques, el jugador Alipio Bustamante se calzó el buso de arquero. Velásquez la agarró con lo justo, antes del cierre del defensor y clavó un derechazo cruzado que significó el descuento, y finalmente tras el enésimo pelotazo del arquero de JUF, Franco López, para el juego aéreo de Romero, la pelota sobró al de JUF y a Bustamante, e ingresó en el arco, para el 7 a 7.
En los minutos finales hubo mucho roce y JUF llegó a la quinta falta de equipo; por ello, Obiol tuvo un tiro castigo a tres minutos del final, pero el arquero López, de fenomenal actuación durante todo el partido, rozó el balón que luego dio en el palo y se fue al lateral. Pingüino no lo supo definir y casi lo pierde, porque una infracción infantil de Bustamante, yendo al piso y llevándose pelota y jugador, derivó en un penal correctamente cobrado por los jueces, que luego el propio Bustamante contuvo en una doble atajada sobre Bogado.
Faltaba poco más de un minuto y cuarenta segundos, y la emotividad reinó en el Margalot, porque hasta el último segundo los dos equipos tuvieron chances de ganarlo, pero merecieron este empate por lo desprolijo que jugaron por momentos, y por lo hablado que se tornó el juego, por parte de ambos equipos, una vez que JUF emparejó el marcador.

La figura: Franco López (arquero de JUF)