salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

jueves, 3 de junio de 2010

Segunda consecutiva de Escuela

El elenco dirigido por Pepe Cabral consiguió una ajustada victoria sobre Juventud Unida Filial Río Grande, para acomodarse momentaneamente en mitad de tabla, con 6 puntos. Fue 9 a 8, en un partido muy cambiante, que Escuela comenzó perdiendo y terminó ganando un tanto cómodo al final del primer tiempo. Juventud dejó la piel en la cancha y logró darlo vuelta, pero la falta de un arquero titular en el elenco entrerriano, fue determinante para que su rival se lleve una merecida pero sufrida victoria.
Juventud Unida abrió el cerrado encuentro con gol de Fernando Lezcano, aunque luego empató Nicolás Senkovic. El entrerriano se puso nuevamente adelante pasados los cinco minutos, mediante un tanto de Marcelo Yano.
Rápidamente Escuela contestó con un golazo de José María Cabral, definiendo de cucharita por encima del arquero. El 2-2 estuvo clavado durante varios minutos, hasta que el ingreso de Horacio e Hilario Cabral, le dio más movilidad y poder ofensivo a Escuela. Dos goles de Horacio Cabral y uno de Daniel Llancapani dejaron el encuentro 5 a 2, resultado con el que llegaría el entretiempo.
En el complemento, Juventud salió decidido a no dejar escapar dos puntos que le servirían para aumentar la confianza y escalar posiciones para salir del fondo.
Pese a la perdida de su arquero titular por doble amonestación, apenas comenzada la segunda etapa, el elenco entrerriano logró descontar antes de los 6 minutos por intermedio de Diego Sandoval, mientras que antes de la mitad del complemento Fernando Lezcano y Walter Ott le dieron los goles necesarios para empatar el encuentro 5 a 5. Fue el mejor momento de Juventud y el de mayor desconcierto en Escuela, cuyo técnico le reclamaba al juez Juan Carlos Salazar que segundos antes del gol del empate, los entrerrianos habían realizado una sustitución cuando la pelota estaba en juego.
Por ello, Pepe Cabral, DT de Escuela fue expulsado del campo de juego y luego vendrían dos goles de contragolpe de Juventud, obra de Emilio Leonardelli y Walter Ott.
No obstante, la falta de arquero titular en Juventud hacía presagiar que el equipo entrerriano debería aguantar demasiado; Escuela se venía con todo.
Pasados los 13 minutos, un tiro libre al borde del área significó el gol del descuento de Horacio Cabral, mientras que a los 15, José María Cabral empató 7 a 7, con una estupenda definición.
Luego de este gol, Facundo Orellano dejó el arco de Juventud Unida y en su lugar ingresó Mario Ramírez. El partido estaba más para Escuela, que pese a esto no podía abrir la cerrada defensa de su rival. No obstante, la suerte estuvo de su lado, porque Daniel Llancapani, arquero del elenco de los Cabrales, remató desde atrás de la mitad de cancha. Un Ramírez tapado se arrodilló para tapar, pero la pelota se desvió y entre las piernas del arquero entrerriano, ingresó al arco para ser el 8 a 7.
Sobre el final, los dos equipos estaban con cinco faltas, y Horacio Cabral fue el encargado de un tiro castigo convertido a un minuto y medio del final.
Walter Ott tendría un tiro libre sin barrera y tampoco fallaría, pero Escuela defendería la victoria con uñas y dientes, en un final desordenado y muy emotivo.
Fue victoria para Escuela de Fútbol por 9 a 8, la segunda consecutiva, que los ubica momentáneamente en mitad de tabla (9º); Juventud perdió la chance, pero sigue mejorando y puliendo defectos para llegar mejor perfilado a la segunda ronda.