salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

sábado, 26 de marzo de 2011

Unión Fueguina se aprovechó de la poco efectividad de Club Italiano

En el último cotejo de la jornada de viernes, Unión Fueguina y Club Italiano entregaron un espectáculo muy interesante en resultado y juego.
Desde el primer minuto, Italiano dominó con mejor juego, rotación y movilidad, pero la apertura del marcador la lograría vía aérea. Un lateral pasado de Daniel Salazar fue cabeceado por su hermano, Jonatan Salazar, para el 1 a 0.
Daba la impresión que Italiano tendría las riendas del primer tiempo, sin embargo fue todo lo contrario. Unión Fueguina se acomodó en el campo de juego y lo dio vuelta antes de los 7 minutos, gracias a un fierrazo de Gustavo Vera y un error en defensa aprovechado por Eric Paredes, para el 2 a 1.
Se vio lo mejor de Italiano, y sobre todo lo mejor de Jonatan Salazar, pero el Azzurro perdió pelotas fáciles y quedó descompensado en defensa, cuestión que el Rojinegro no perdonó. Antes de los 10 minutos, Juan Riquelme metió doblete y dejó las cosas 4 a 1, y pese al descuento de penal de Jonatan Salazar, Fernando Coupella y dos goles de Paredes (uno de tiro castigo) motivaron el 7 a 2 con el que llegó el entretiempo.
En el complemento, Italiano salió decidido a revertir la historia, dado que le sobraron situaciones de gol en el primer tiempo, pero no pudo parar los contragolpes de los rápidos atacantes rivales.
El Azzurro entró con Renzo Caraballo como arquero-volante, ganó un hombre en ataque y empezó a apretar a Unión, que esperaba agazapado para la contra.
Extrañamente, un descuento llegaría por otro balón aéreo, esta vez pasado para que Daniel Salazar la baje, y Maximiliano Mikel la empuje abajo del arco.
Italiano siguió sufriendo atrás y otra vez Coupella aumentó, tras una buena jugada colectiva entre Ignacio Maidana y Eric Paredes.
Casi 11 minutos iban cuando Jonatan Salazar, que tuvo varios tiros en los palos, logró por fin vulnerar el arco defendido por Damián Rodríguez, de impecable labor.
El partido cerró con un ida y vuelta tremendo; Italiano fue para adelante hasta el último segundo, pero por culpa del arquero rival y su propia ineficacia, se quedó con las manos vacías.
La figura: Eric Paredes