salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

domingo, 14 de agosto de 2011

El Albo a la final tras un accidentado cotejo

El sábado por la noche y en vísperas de las elecciones primarias, se jugó la segunda semifinal en Juveniles, entre Sportivo y Metalúrgico, y la misma fue ganada por el Albo de Río Grande, que se impuso por 8 a 5 y liquidó la serie 2-0 para acceder a la final donde se enfrentará con el ganador de la llave entre Italiano y JUF.
La nota negativa fue que el partido fue suspendido a tres minutos del final por agresiones entre algunos jugadores dentro de la cancha e invasión al campo de juego por parte de algunos particulares.
Pasados los 17 minutos del complemento, Sportivo parecía tener liquidado el pleito luego del octavo tanto, obra de Daniel Torres, y pese al descuento de Lucas Vera.
El ingresado Cristian Álvarez en Metalúrgico, que previamente había tenido un par de ocasiones para descontar, luego de algunos roces con el jugador Albo Lucas Ruiz, le pegó una fuerte patada sin pelota, lo que hubiese motivado una tarjeta azul directa.
Sin embargo esto no quedó allí, porque el jugador de Metalúrgico se acercó a su rival que estaba tendido en el suelo y le aplicó un puntapié en el rostro, cuestión que sí terminó por dejar el estado de ebullición en un ambiente que fue calentándose cada vez más, con el correr de los minutos.
Luego de la agresión, saltaron a la cancha jugadores del banco de suplentes, técnicos, ayudantes y demás protagonistas, la mayoría intentando apaciguar la situación, aunque algunos particulares ingresaron al campo de juego buscando seguir con la disputa.
Luego de algunos minutos llegó la calma, aunque estaba más que claro que el partido ya había sido dado por finalizado. El saldo fueron las expulsiones de Cristian Álvarez (tarjeta roja directa), Kevin Santana (azul directa), Pablo Sofía (azul directa), en tanto que Lucas Ruiz y Aaron Pintos se asentaron en la planilla como lesionados; todo esto, además del correspondiente informe que será elevado por los jueces Néstor Castillo y Oscar Garrido al tribunal de disciplina de la Triple F.

El partido
El cotejo fue entretenido, con Metalúrgico generando mucho peligro con la aceleración de Lucas Vera y los remates de Facundo Barría. A los cinco minutos, Cristian Pérez se fue por doble amonestación, y cuatro minutos más tarde, el Albo puso el 1 a 0 tras un desborde de Daniel Torres y toque a la red de Román Estrada.
Facundo Solís respondió empatando rápidamente, pero Estrada seguía incontenible y con su desequilibrio llegó el segundo gol, definido por Walter Alvarado. Metalúrgico manejaba un poco más el balón, pero Sportivo era más práctico y aprovechaba todas las ventajas que daba la defensa rival, y así en los últimos tres minutos cerró un resultado más que favorable, con tres goles de Estrada y una buena labor del ingresado Cristian Canales, figura en el primer partido de la llave. Con el descuento de Brian Cárcamo, el primer tiempo se fue 5 a 2 para el Albo.
Luego, hubo partido hasta la mitad de la segunda etapa: Stéfano Busi cabeceó para la máxima diferencia de 6 a 2, pero Cárcamo y Maller dejaron la escueta brecha de dos goles.
Lucas Vera lo perdió en un par de ocasiones y en síntesis, todo Metalúrgico estuvo impreciso en los últimos metros, mientras que Juan Pablo Mansilla y Daniel Torres liquidaron el partido de contragolpe, pasados los 12 minutos.
El ambiente estaba caliente por algunas duras entradas, incluso por varias simulaciones y todas las barbaridades que se decían desde las tribunas, por todo lo que se decían entre los bancos de suplentes y, en definitiva, por el clima de final que se vislumbraba desde la mismísima previa de este cotejo. Desafortunadamente, las cosas no terminaron de la mejor manera, por los hechos mencionados anteriormente.
La figura: Román Estrada