salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

martes, 2 de agosto de 2011

El clásico fueguino, la fiesta del futsal

Una vez más y luego de algunos años, el Polideportivo Carlos Margalot volvió a ser escenario de la fiesta del futsal fueguino que significa tener en el campo de juego a las selecciones de Río Grande y Ushuaia, compitiendo por la responsabilidad, honor y lujo de enfrentar al clásico rival en un partido de futsal, el deporte más popular de la provincia.
Y esta vez fueron seis las oportunidades que tuvo la gran cantidad de público que se acercó al establecimiento de Chacra II, de ver la disputa de un Río Grande-Ushuaia.
Ya desde el sábado arrancaron los Juveniles, y en este caso tuvo lugar la única victoria que se llevaría la delegación ushuaiense. Fue 5 a 3 en favor de los capitalinos, y luego vinieron las versiones Retro de cada ciudad, donde Río Grande se impuso por el mismo resultado. El gran espectáculo y la mayor tensión que se vivió fue el sábado a última hora, cuando Río Grande venció en Mayores a Ushuaia, por un 4 a 3 agónico. En un Margalot totalmente colmado, la selección local se impuso con un gol de Jonatan Barraza a 26 segundos del final, luego de una exquisita asistencia de Claudio Torres.
El domingo, la jornada de futsal comenzó más temprano, y los Juveniles de Río Grande se recuperaron de la derrota sufrida el día anterior y el gran equilibrio que brindaron Jonatan Salazar y Lucas Vera, sumado al gran trabajo de Sebastián Delfor en ataque, los locales se impusieron por 4 a 2. Luego de las versiones Retro, donde el clásico también quedó en manos de Río Grande por 5 a 2, cuatro victorias contra una sola de la delegación visitante, declaraban a los anfitriones como ganadores de la Copa «90 Aniversario Ciudad de Río Grande».
Pese a este detalle no menor, las selecciones Mayores cerraron la fiesta del futsal fueguino con un encuentro cerradísimo y disputado que arrancó ganando Ushuaia, con un golazo de Diego Colarte a los 4 minutos de complemento, luego de una primera etapa sin goles. El partido pintaba complicado, pero Lautaro Miranda abrió el cerrojo con dos frentazos impresionantes, para darlo vuelta por la vía aérea en menos de dos minutos.
En Río Grande jugaron todos y Jorge Fresia se dio el lujo de marcar luego de desequilibrar a la defensa con su velocidad y rematar cruzado, mientras que el Kily Gonzale decretó el 4 a 1 final.
La fiesta fue completa para el anfitrión, ganador de la copa en disputa, pero lo más importante fue el reencuentro y la reedición de un clásico con historia, que tendrá una nueva página por escribir en octubre, cuando por el mes aniversario de la ciudad capital, Ushuaia reciba a la delegación riograndense.

Los ideólogos: Robles y Velásquez
El proyecto para volver a reeditar estos clásicos, si bien contó con el apoyo de la Agencia Municipal de Deportes -incluso el evento fue declarado de interés municipal-, los mentores de este reencuentro fueron Alejandro Robles y Alejandro Velásquez.
«La verdad que fue una fiesta que hace tiempo que el Futsal CAFS no la vivía. El hecho de tener las selecciones Juveniles, Retro y Mayores fue algo muy lindo. La gente de Ushuaia desde un primer momento se puso a nuestra disposición y, más allá de la cuestión competitiva, que ellos estén presentes y que las cosas salgan como uno quería, lo deja a uno muy contento», comentó Tatu Robles, quien agregó que el balance «es positivo cien por ciento. El sábado el Margalot estaba colmado y el domingo, si bien fue un tanto menor la asistencia, el público también acompañó en gran número, además del color que le pone la hinchada de Real Madrid que alentó a la selección y a los jugadores de su club. Todo esto hizo que el ambiente sea como tiene que ser en un partido entre Río Grande y Ushuaia».
Por su parte, Alejandro Velásquez también dialogó con este medio y brindó sus sensaciones luego de dos intensas jornadas salonistas. «Siempre hay que tratar de buscar la competencia entre Río Grande y Ushuaia, tanto en selecciones como en clubes. Hace un par de años ya tenemos el provincial de clubes, pero el marco que le da jugar a nivel selección es otra cosa. Y como no tenemos los sistemas de eliminación para participar a nivel nacional -cada uno va por su lado- reeditar los clásicos entre Ushuaia y Río Grande, tanto para ustedes como para nosotros es una fiesta, y estuvo comprobado este fin de semana con la aceptación del público», consideró Alejandro Velásquez, coordinador de las Selecciones Ushuaienses y DT del multicampeón Casa Magallanes.
«Más allá que este es un deporte amateur, donde a veces no se puede contar con todos los jugadores, hicimos el esfuerzo de llevar lo mejor en las diferentes categorías. Y la verdad es que salió todo muy bien, en lo organizativo estamos contentos porque nos recibieron muy bien, nos atendieron muy bien y será recíproco en octubre, cuando recibamos a las selecciones de Río Grande acá en Ushuaia, para reeditar estos clásicos. Si podemos hacerlo todos los años, lo vamos a hacer todos los años, mientras tengamos el apoyo estatal, se podrá realizar. En este caso lo tuvimos por parte de la Municipalidad de Río Grande, y esperamos también tenerlo aquí en Ushuaia, con el intendente Sciurano que siempre ha apoyado al futsal ushuaiense», consideró.