salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

jueves, 21 de junio de 2012

Metalúrgico se aprovechó de Unión Fueguina y se reacomodó en la tabla

El primer equipo de Metalúrgico consiguió una buena victoria en el Gimnasio Jorge Muriel, por marcador de 12 a 7 sobre Unión Fueguina. El elenco dirigido por Alejandro Robles volvió asi a la buena senda, con dos triunfos consecutivos luego de una caída ante Real Madrid.
El rojinegro, por su parte, cortó la racha de dos victorias consecutivas, y quedó en la décima posición.
Metalúrgico llegó con plantel completo, y la presencia en el banco de suplentes de Marcelo Barrientos, no solo como habitual ayudante de campo de Alejandro Robles, sino también como jugador (también tuvo minutos en el triunfo ante Godoy Cruz, el pasado domingo).
Unión Fueguina dio una considerable ventaja al no poder contar con los servicios de su arquero titular –destacado en las últimas dos victorias ante Santo Verdinegro y Estrella Austral- Darío Torres, aquejado por un problema de salud. Ante la ausencia de un suplente, la alternativa directa fue Juan Riquelme, como arquero jugador.
Eugenio Studer y Leandro Vera golpearon de entrada en dos salidas rápidas, siendo más preciso en velocidad, y reagrupandose para evitar contragolpes, mientras Unión no encontraba juego y apuraba decisiones. Walter Cote Mansilla y Charly Millao entraron en un momento propicio y marcaron la diferencia, mientras Unión no supo aprovechar la penalidad de su rival por infracciones de equipo, en solo 5 minutos de juego.
Mansilla se vistió de asistidor, y Millao marcó tres goles, que se sumaron a las conquistas de Leandro Vera, Leandro López, Fernando Suarez y Leandro Fuentes, para un categorico 8 a 3 en el primer tiempo.
Dante Sanhueza, uno de los más claros en Unión Fueguina, descuento antes del descanso, y en el complemento, mientras que fue importante en ingreso de Fernando Coviella, pero Metalúrgico tenia todo controlado, y liquido el pleito con doblete de Leandro Vera, y las conquistas de Lucas Vera y Franco Flores.
La figura: Carlos Millao