salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

domingo, 19 de abril de 2015

El Tiburón vio luz al final

Autolavado El Tiburón se llevó la primera final del Futsal comodorense de forma contundente, en un partido atípico que de todas maneras fue merecido para el último campeón por resultado de 5 a 1, ante Flamengo, equipo que no le encontró la vuelta al cotejo, y perdió la brújula tras el parate de aproximadamente media hora por corte de luz.
El juego estuvo detenido por un corte de energía eléctrica que afecto al Gimnasio Municipal N°1 y adyacencias, cuando el encuentro estaba en favor de El Tiburón por 3 a 1, y se jugaban 8 minutos del complemento. Con la reanudación, el campeón defensor del título en la categoría mayor buscó noquear y lo consiguió, con el tercer gol de Brian Oyarzo y una seguidilla de chances que evidenciaron la experiencia de Autolavado.
En lo que fueron las semifinales de ida de la categoría A, CSD Hugo Moyano y La Cumbre Futsal igualaron 2 a 2, en un cotejo cuyo cierre fue en favor de La Cumbre; ganaba 2 a 1 con doblete de Ricardo Tula, y contó con chances de liquidarlo, pero Pablo Cárcamo no quiso ser menos, y también marcó por duplicado, empatando el partido con un tiro libre certero. En la otra llave, Taller El Industrial se mostró muy sólido y consiguió una victoria de 4 a 0 ante Transporte Caamaño. Los goles fueron obra de Jonatan Cardozo, José Luis Romero, Jorge Romero y Alberto Jouri. (Hoy se definen las semifinales a partir de las 19:00 en el Municipal 1)



Final ida: A. El Tiburón 5 - 1 Flamengo
El equipo de Pelé Núñez y compañía fue de menor a mayor en el primer tiempo, porque Flamengo trató de quitarle ritmo en los primeros minutos, pero en la primera aproximación del campeón, una infracción cerca del área terminó en gol de tiro libre gracias al puntazo seco de Brian Oyarzo, al primer palo del arco defendido por Alejandro Soto.
Iban apenas 5 minutos, y el trámite del partido no cambió, ambos se cuidaban y buscaban el error del contrario; la posesión era compartida, pero poco a poco El Tiburón empezó a encontrar espacios y supo aprovecharlos. Fue así que Autolavado movió el balón y encontró solo a Anibal Núñez; su definición de vaselina no tuvo efecto, ya que Soto tapó con un manotazo, pero Brian Oyarzo obtuvo el rebote y no perdonó, con un disparo rasante y esquinado que era el 2 a 0 en 13 minutos.
El campeón defensor lejos de relajarse, adelantó líneas y presionó con gran determinación, y en una jugada aislada, consiguió robar el balón en ataque y Marcos Guzmán tocó a la red para el tercero.
Era el peor momento de Flamengo, que tuvo nuevamente esperanza ya que a un minuto del final, consiguió un tiro libre sin barrera, que ejecutado por Daniel Mancilla, fue el descuento.
Los equipos volvieron a la cancha y ambos se mostraron expectantes, con un tanto más de trabajo de Flamengo, y un Tiburón que lejos de manejar los tiempos, permitió que el cotejo se tornara desprolijo, aunque esto finalmente no tendría efecto negativo en el resultado.
Flamengo jugó, movió la pelota, probó con pelota al piso, con pelotazos a los extremos, trató de generar peligro con la patada de su arquero, pero pocos fueron los resultados.
Allí fue cuando en 8 minutos, un corte de luz general provocó la suspensión momentanea del partido. Gran parte del público que llenó el Municipal N°1 se retiró del estadio, y mientras los delegados, técnicos y jugadores discutían e intercambiaban opiniones respecto a la hipotética resolución de la serie en la jornada de domingo, finalmente la luz volvió y no hizo más que afianzar las diferencias de jerarquía entre estos dos equipos de características tan diferentes.
Se reanudó el partido y tras unos minutos de adaptación, Autolavado El Tiburón inclinó la cancha y tres minutos más tarde, el jugador de la cancha Brian Oyarzo escapó por la derecha y cedió para la entrada de Gustavo Vivar por segundo palo, y el 4 a 1. En ese momento, Núñez y Vivar en el armado, y la potencia de Oyarzo, fueron un remolino de ocasiones que pudieron haber sentenciado antes el quinto gol, pero Alejandro Soto y un remate en el poste ejecutado por Núñez, lo impidieron.
El mismo llegó a diez segundos del final, cuando Flamengo ya no estaba en el partido, y estaba buscando sacarse la ira por dejar ir el primer partido final. Anibal Núñez entró en solitario por la banda derecha, y con un disparo al medio, venció la resistencia de Soto, y decretó el 5 a 1 final. Hoy domingo, a las 21:30, Flamengo buscará llevar la serie al alargue de desempate, mientras que Autolavado El Tiburón intentará lograr el segundo título consecutivo.
La figura: Brian Oyarzo.