salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

jueves, 13 de mayo de 2010

Goleada de Juventud Unida Filial R.G, primer triunfo para el "entrerriano"

La doble jornada de ayer del Futsal CAFS riograndense dejó un saldo más que positivo para uno de los clubes debutantes en Primera División. Juventud Unida Filial Río Grande, el entrerriano realizó una gran tarea defensiva y fue contundente adelante para golear por 11 a 4 a Metalúrgicos, que tras un buen arranque en el certamen, evidenció falencias en el marcaje que deberá corregir si pretende llegar con buen rendimiento y siendo protagonista en el final de la primera fase.
En el otro encuentro de miércoles, Los Cuervos de Río Grande volvieron a tener una alegría y se recuperaron de la apabullante derrota ante Club Italiano, venciendo a Real Azul por 11 a 4, en cotejo disputado en el Gimnasio Jorge Muriel. El primer tiempo fue favorable a Los Cuervos por 5 a 3.
En el Polideportivo, Juventud Unida Filial arrancó bien parado en defensa, pasando algunos pequeños sobresaltos pero abriendo el marcador a los cuatro minutos, con gol de Emilio Leonardelli. En menos de dos minutos, gracias a un tanto de Marcelo Leonardelli, el entrerriano se ponía 2-0, aunque Gustavo Ruedita Almonacid descontó rapidamente para el elenco dirigido por Tatu Robles.
Sin embargo, promediando la etapa, dos goles de Walter Ott dejaron un sorpresivo 4-1. Faltando cinco minutos para el descanso, Robles no le encontraba la vuelta al partido, porque sus jugadores manejaban la pelota pero no lograban profundidad, cayendo en un embudo que forzaba al tiro de media distancia, desviado en incontables ocaciones.
Para destacar, un cierre de primer tiempo bastante flojo de los jueces, sobre todo de Julio Gonzale, que no vio una clara plancha de Jonatan Vera sobre Emilio Leonardelli. El partido tuvo esos minutos violentos y segundos más tarde, el jugador que había recibido el fuerte cruce, fue a disputar una pelota con más vehemencia que la habitual y esa falta le valió la segunda amarilla; por consiguiente fue tarjeta azul para Emilio Leonardelli. Eso no fue todo, porque Pedro Segovia debió cobrar una infracción de Metalúrgicos que Gonzale no sancionó estando en a pocos metros de la misma; era la sexta falta y en el tiro libre sin barrera, Marcelo Yano fusiló a Lucas Martínez, arquero de Metalúrgicos (5-1).
Ese tiempo de confusión para los de Tatu Robles lo fue también para el juez Gonzale, que como suele ocurrirle a varios árbitros del futsal CAFS, suelen no señalar qué equipo debe sacar un lateral, cuando no están seguros de quién fue el último jugador en tocar la pelota. Desde el fondo salió Metalúrgicos y Lucas Vera, en el intento por pararla con el pecho, la toca con el hombro y tras dar en la cabeza de un jugador de Juventud, la pelota se va al lateral. La indesición de Gonzale por señalar para quien era el lateral, permitió que un jugador del elenco entrerriano tomara el balón y se dispusiera a ejecutar el lateral.
El árbitro en cuestión, ante la duda, le dio la razón al jugador de Juventud, aunque era un claro lateral para Metalúrgicos; la consecuencia fue fatal, porque ese lateral fue pasado para que por izquierda entrara Walter Ott y sentenciara el 6-1 con el que Juventud Filial R.G. se iba ganando al entretiempo.
La segunda parte fue una pesadilla para Metalúrgicos, que intentó por todos los medios pero no logró profundizar con criterio, y cuando lo logró, Hernán Avanzatti, arquero de Juventud, se encargó de ahogar los gritos de gol. De contragolpe, el equipo entrerriano lastimó en incontables oportunidades, y prueba de ello fue que a los 5 del complemento el resultado ya era de 8 a 1, tras dos avivadas de Marcelo Leonardelli.
Pasados los 7, Lucas Vera descontó empujando el balón abajo del arco, tras una buena maniobra individual de Franco Giménez. El juvenil Vera tuvo la mala fortuna de tener un acto reflejo de tocar el balón con la mano cuando un pase de un compañero se le escapaba al lateral, y eso significó la segunda amarilla y consecuente azul.
Un error de Almonacid produjo la pérdida de pelota y Marcelo Leonardelli estuvo ahi para definir ante el indefenso Lucas Martínez (9-2), y si bién Nicolás Agüero clavó un golazo desde la mitad de cancha, luego se equivocó al querer salir jugando, perdió la pelota y Leonardelli estuvo allí para molestar, robar y marcar el 10 a 3. Luego Esteban Núñez cometería el mismo error y... ¿quién estaba allí para aprovecharlo? Marcelo Leonardelli, goleador de la noche con seis conquistas.
A cinco minutos del final, Gustavo Thione marcó de volea el último gol de la noche, porque Metalúrgicos dejó todo para seguir descontando pero tanto Gustavo Almonacid como Facundo Solis gastaron la madera de tanto tirar remates al palo y al travesaño, mientras que el cansancio se evidenció en el elenco entrerriano, que ya se dedicó a defender y esperar por su primera victoria.
Felicitaciones para el entrerriano, que pese a contar con un plantel corto, logró capitalizar los errores del rival, y como veniamos diciendo, cada día se observa más ordenado y compacto, mostrandose como un equipo luchador, metedor (siempre con mucha lealtad) y por sobre todas las cosas, solidario.
Metalúrgicos deberá barajar y dar de nuevo, porque si bién es cierto que el funcionamiento no es el óptimo, contó con chances para desnivelar, demostrando que la mayor parte de las falencias están en el equilibrio entre ataque y (sobre todo) defensa.