salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

sábado, 10 de abril de 2010

Acá está el goleador... acá está Correo

Agustín Cafure tuvo una noche brillante en el inicio del Torneo Apertura 2010 de Futsal CAFS para él y todo QRU Escuela 23, que vapuleó 15 a 4 a Real Amarillo. El goleador de los últimos dos campeonatos en Primera División (y juveniles) comenzó a sumar goles para su cuenta personal. Ayer en el Polideportivo Carlos Margalot fueron siete gritos.
El encuentro comenzó equilibrado, con ambos elencos algo dormidos, aunque rapidamente Correo tomó diferencias con un golazo de Cafure y otro de Lucas Ulloa, tras un toque desde un tiro libre.
Real Amarillo equilibró rapidamente pese a algunos errores en la salida en defensa, y por intermedio de Jonatan Aldeco en dos oportunidades empató a los 5 minutos, para dejar las cosas 2-2. Lucas Ulloa volvió a convertir, pero Patricio Guerrero con un bonito derechazo al ángulo volvió a igualar. Lo mismo ocurrió promediando la etapa, con un tanto de Javier Ulloa de contragolpe y otro de Marcelo Acosta de penal, tras una dudosa falta dentro del área.

A partir de los 11' 30", comenzó la pesadilla para el Amarillo, que no pudo controlar a los movedizos Agustín Cafure y Javier Ulloa. Lucas Ulloa marcó el quinto, luego Javier y más tarde Cafure. A los 15, el gol de Matías Sánchez tras una gran individual del alto goleador del verde, dejo el encuentro 8 a 4. Dificil para el Amarillo, que no podía con la presión eficáz de los dirigidos por Héctor Vargas; Correo estaba despierto y temible en los últimos metros, jugando casi de memoria.
El festival de Cafure siguió dos minutos más: recibió de espaldas ante la marca de Acosta, giró y pasó entre dos. Parecía que se le iba larga, pero alcanzó a tocarla para eludir al arquero y así convertir un verdadero golazo; el noveno de QRU Escuela 23 (Foto 4 y 5). El primer tiempo finalizó 10-4 gracias a otro tanto de Cafure, tras una buena convinación de ataque con el habilidoso Matías Sánchez.
El segundo tiempo casi estuvo de más, porque Correo fue eficáz en defensa, y el Amarillo tuvo chances que desperdició, desviadas o con algunos remates al poste. Patricio Guerrero vio la azul directa por exceso verbal hacía Jorge Lucero, uno de los árbitros del encuentro junto a Mario Giménez.
Tres goles más de Cafure, uno de Javier Ulloa y el último de Eduardo Núñez redonderon un partido perfecto para Correo, que continúa con la misma base de jugadores y tuvo un funcionamiento colectivo muy bueno, más allá de las ausencias de Carlos Ozores y Alan Cepeda; dos piezas importantes de este QRU que piensa en grandes objetivos para esta temporada.