salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

lunes, 20 de septiembre de 2010

Marcelo Sánchez se afianza en Colombia

Desde hace un par de meses, el jugador ushuaiense Marcelo Sánchez se encuentra en la localidad colombiana de Bucaramanga, defendiendo los colores de uno de los dos equipos de la ciudad que participa en la Liga Profesional de Futsal AMF que se juega en ese país.
Hace algunos días, en una amable charla telefónica, el habitual jugador del club capitalino Casa Magallanes, contó como vive esta experiencia deportiva, teniendo en cuenta que no sólo viste la camiseta del Bucaramanga FSC, sino que también defiende el título conseguido por ese club en 2009, además de estar disputando un torneo de altísimo nivel con posibilidades de quedar en el plantel, del que dispondrá el entrenador de la Selección Argentina para el X Campeonato Mundial de Fútbol de Salón, que se desarrollará en el país cafetero en marzo del año que viene.
«Me encuentro muy bien, por suerte se están dando las cosas. Me estoy adaptando muy bien y tengo la suerte de estar con Pele y con Fabián que eso facilita mucho más cosas. Además el grupo es muy bueno, así que nos están dando todo el apoyo para que me pueda adaptar bien y cumplir los objetivos que tiene el club», fueron los primeros comentarios de Marcelo Sánchez.
Independiente Santander es el otro equipo de la ciudad, el cual cuenta con la base del seleccionado colombiano y su figura estrella, el catalogado como mejor jugador del Futsal AMF, Jairo Pinilla.
«Apenas llegué tuve un periodo de adaptación que no es fácil. Es una ciudad muy cálida y uno no tiene el mismo aire que en Ushuaia, pero vengo entrando de titular en todos los partidos, jugando aproximadamente 25 y 30 minutos. Hace unas semanas convertí dos goles y jugué casi 38 minutos, así que vengo con un buen ritmo y eso también me lleva a agarrar más confianza y soltarme un poco más», agregó.
Respecto al nivel salonista que presenta la Copa Postobón de Microfútbol (término que utilizan habitualmente en Colombia para referirse al futsal). «Al ser una Liga Profesional donde mandan mucho los resultados uno no arriesga más de la cuenta. Hay jugadores muy parejos, es muy físico, se corre mucho y se presiona mucho. Venía sin convertir, tenía chances pero no entraban, y esto de convertir y ganar, da mucha confianza para lo que viene. En los planes está llegar a la final, que es lo que queremos todos».
Marcelo Sánchez comentó que el año pasado había un solo equipo representativo de Bucaramanga. Hoy hay dos: Bucaramanga FSC e Independiente Santander.
«La ciudad se dividió, la afición se dividió. La semana de partidos, uno juega de visita y otro de local, y está la gente que acompaña al equipo y es hincha del equipo, va con la camiseta y con su familia a ver los partidos. Uno cuando gana es el mejor, pero cuando perdés es complicado, la prensa es dura con nosotros, así que hay que saber sobrellevarlo. A los que más nos critican es a nosotros, los extranjeros, porque venimos con un plus extra, que siendo extranjeros tenemos que demostrar algo más. Pero la llevamos tranquilos, sabiendo que estamos haciendo un gran esfuerzo, dejamos nuestras familias y muchas otras cosas de lado para poder estar acá, y venimos a ganar y a demostrar porque uno está acá, y porqué este equipo es el último campeón», explicó el Chelo Sánchez, quien también explicó la competitividad que existe el la Copa Postobón, teniendo en cuenta el cambio de escenarios.
Salir de visitante modifica las situaciones: cambian las dimensiones de la cancha, el clima, sumado al cansador viaje. «Así, las diferencias que uno puede tener táctica o futbolísticamente se van equiparando con otros factores que también influyen.
Los partidos de visitante son complicados, los locales quizás, a veces, se resuelven más rápido, porque entrenamos allí y metemos presión, pero no es fácil nunca. Quizás te toca un equipo complicado que le metés dos goles de entrada, se desesperan y le terminás ganando tranquilo; como puede tocar un equipo supuestamente accesible, que se cierra, espera el error, te mete un gol y después tenés que remarla durante el resto del partido. Nuestra forma de jugar es en base a la presión. Tenemos un plantel joven, que está muy bien físicamente y eso nos favorece», afirmó Marcelo Sánchez.
«Se extraña mucho. Extraño a mi mujer, los compañeros del club, la vida de allá. Acá estamos sólo para jugar, hay que pasar toda la mañana y la tarde. Más que ir a entrenar no hacemos, pero hay que sobrellevarla y estamos enfocados en poder cumplir el objetivo de meternos en la final y salir campeones. Hay que sobrellevarla por teléfono e internet, sabiendo que ellos nos hacen el aguante desde allá».
Antes de finalizar la comunicación, Marcelo Sánchez no quiso olvidarse de agradecer a sus seres queridos por el apoyo a la distancia. «Le quiero agradecer a mi familia, a mi mujer Marisol que es la que me apoya y me da todas las fuerzas para que yo siga acá; a todos mis compañeros del club y a toda la gente de Tierra del Fuego, que más allá de que yo esté acá y no pertenezca a Río Grande ni a Tolhuin, por el fútbol de salón tengo muchos amigos y se que me están apoyando».