salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

martes, 21 de junio de 2011

Metalúrgicos dejó sin chances a Escuela

Brian Cárcamo, armando el ataque de Metalúrgicos.
En uno de los adelantos de la décima fecha, Metalúrgicos venció con claridad a Escuela de Fútbol Río Grande, que de todas formas realizó un buen desempeño y se muestra como un equipo fuerte para quedarse entre los 12 mejores, y porque no en la Primera A del 2012.
Esteban Núñez, importante en el órden defensivo.
Metalúrgicos, perdió rápidamente a su jugador desequilibrante, Lucas Vera, por doble amonestación, pero de la mano de los juveniles, y principalmente de Brian Cárcamo y Eugenio Studer, le dio el golpe de gracia a su rival antes que éste se pudiera levantar, llevándose un triunfo por demás sólido.
La primera fue de Sergio Graneros, a los diez segundos, cortando una salida del rival y definiendo exigido, un balón que pegó en el poste. Avisaba Escuela, y confirmaba la tendencia al minuto y medio, con gol de Graneros, tras una excelente pared con Hilario Cabral.
Eugenio Studer, ya la tiró larga y pasa. Imparable y muy solidario en la marca.
A los 3 minutos, las cosas ya estaban 2 a 1 para los conducidos por Pepe Cabral, por una conquista de Damián Chicaguala y el empate transitorio que había marcado Lucas Vera.
El partido era de ida y vuelta, muy dinámico y con espacios para ambos equipos, y tanto Graneros como Vera eran los ejes de cada uno de los ataques. Granero aprovechó la presión para aumentar y exigir el minuto por parte de Tatu Robles, ya que su equipo era superado y además sumaba tres infracciones en menos de tres minutos.

Hilario Cabral, como todo Escuela. Empezó con todo y se diluyó con el correr de los minutos.
Metalúrgicos encaminó el rumbo y más allá de un nuevo gol de Chicaguala, descontó y llegó al empate 4 a 4 con tantos de Lucas Vera, Eugenio Studer y un gol en contra de Graneros tras un excelente desborde de Vera por la banda derecha. Pese a perder a Leonel Villafañe por doble amonestación, y luego de algunas chances gestadas por Graneros, en combinación con Chicaguala e Hilario-que milagrosamente no terminaron en gol- , el primer tiempo terminó a favor de Metalúrgicos por 5 a 4.
El ingresado Brian Cárcamo trabó, ganó y le rompió el arco a Daniel Llancapani, mientras que el arquero José Fuenzalida detuvo un tiro libre sin barrera a segundos del entretiempo.
En el complemento, Escuela fue una sombra en comparación con la primera etapa, en parte por el desgaste físico, y en gran medida por el ajuste de marcas que realizó su rival.
Una postal: Graneros doblemarcado por Cárcamo y Solís.
Vera comenzó el contragolpe, pasó por Matías Loberche y remató Cárcamo, para el 6 a 4. El cotejo, sin embargo, parecía estar para cualquiera, más aún luego de la exclusión por doble amonestación de Lucas Vera, pero los juveniles de Robles supieron rematar el partido a tiempo, para no sufrir al final.
Concentrado, Metalúrgicos aumentó con salidas rápidas y contragolpes mortales: dos goles de Cárcamo y uno de Loberche dejaban las cosas 9 a 4, ante un Escuela que buscaba quemando las naves, pero no podía con la resistencia de Fuenzalida. Pablo Landi se fue expulsado con azul directa e informe, por exceso verbal.
Una de las más claras fue un cabezazo de Graneros que dio en el palo y nadie pudo empujarla en la línea, y de contragolpe, Eugenio Studer metió doblete, mientras Facundo Barría la agarró de lleno, para colgarla de un ángulo y sentencias el 12 a 4 final.
La figura: Brian Cárcamo


Escuela de Fútbol R.G. 4 - 12 Metalúrgicos
Goles: Sergio Graneros (2) y Damián Chicaguala (2) para Escuela de Fútbol. Brian Cárcamo (4), Eugenio Studer (3), Lucas Vera (2), Esteban Núñez, Matías Loberche y Facundo Barría para Metalúrgicos. Primer tiempo: Metalúrgicos ganaba 5 a 4. Incidencias: Exclusión por doble amonestación para Lucas Vera (M) y Leonel Villafañe (M). Pablo Landi expulsado c/tarjeta azul directa e informado por exceso verbal.