salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

jueves, 29 de septiembre de 2011

San Martín sufrió ante JUF, pero sobre el final consiguió forzar el desempate

San Martín estuvo a pocos minutos de quedar eliminado de la lucha por el título, ayer como local ante un JUF que con sus armas se le plantó de igual a igual y logró ponerlo en aprietos durante gran parte del encuentro.
El Santo de Río Grande, a segundos del final consiguió la victoria por 5 a 4, de la mano de la maestría de Claudio Torres, la asistencia de Diego Yañez, y una definición certera de Ezequiel Quiroga.

El club de calle O´Higgins sacó adelante un partido complicadisimo ante JUF, que le planteó un juego muy difícil en el Gimnasio Eduardo Rogolini. A los 30 segundos, Claudio Torres abría el marcador con una buena jugada gestada por la derecha del ataque Santo, pero a los dos minutos y medio, un gran contragolpe de JUF terminó en la red del arco defendido por Adrián Fuenzalida, definido por Luciano Müller. Rápidamente, Juventud se recuperó, porque además lo dio vuelta, con una buena pared entre David Romero y Luciano Müller, y el toque a la red de Sebastián Delfor.
JUF se plantó de igual a igual y le robaba por momento la posesión del balón, pero el desgaste era considerable, y luego del empate de Claudio Torres a los seis minutos, con una definición magistral -muchas piernas rivales por delante y poco ángulo- el local empezó a hacer cada vez más claro su dominio del trámite de juego.
Diego Yáñez y Claudio Torres combinaron en varias ocasiones, pero tanto Ezequiel Quiroga como Jonatan Robledo estaban imprecisos y esta cuestión sería fundamental.
Gran cantidad de chances por el lado Santo, sumado a una muy buena actuación de Gonzalo Rodríguez –arquero volante que sustituyó al suspendido Franco López- hicieron prevalecer la ley del equipo que no convierte.
JUF, ya parado definitivamente para el contragolpe, y en el mejor momento de su rival, golpeó antes de los 10 minutos. David Romero disparó por el centro, y el desvío lo favoreció para poner el 3 a 2 parcial, mientras que a los 16, Raúl Rodríguez capitalizó un nuevo contragolpe que culminó por una descubierta banda derecha, para el 4-2 que sería el resultado del primer tiempo.
En el complemento, si bien la posesión siguió siendo de San Martín, Juventud tuvo desequilibrio en contragolpe, pero no pudo aumentar la ventaja por la gran tarea de Adrián Fuenzalida. 
Los palos y los travesaños estuvieron a la orden del día, más a favor de la visita, que sufrió un marcado asedio, pero que veía la posibilidad de dejar afuera a uno de los grandes candidatos.
Sin embargo, Claudio Torres comenzó a aparecer en toda su dimensión, llevó peligro, gestó buenas triangulaciones, pero tuvo que aparecer una volea suya para mover el resultado. El golpe por golpe fue emotivo, y a los 12 minutos, un penal infantil de Enzo Müller sobre Facundo Armas, fue significó el empate para San Martín.
Claudio Torres se hizo cargo y lo festejó con todo; San Martín otra vez estaba en carrera. Con el empate había alargue y penales, y hasta JUF llegó a la quinta falta, pero a menos de un minuto, Claudio Torres cortó un contragolpe rival, y con sombrero incluido, salió jugando; Yáñez estuvo muy despierto y de primera asistió a Ezequiel Quiroga, que desde la banda izquierda, clavó un derechazo a colocar que desató la alegría de los simpatizantes del Santo.
JUF fue para adelante como en todo el partido, e incluso tuvo el empate, pero David Romero empujó el balón a la red cuando ya se había cumplido el tiempo reglamentario.
Luego de algunos reclamos, llegaron los festejos de San Martín, que así consiguió llegar al desempate, de manera muy sufrida, pero con la tranquilidad de haber hecho un gran partido, ante un gran rival, que a poco estuvo de dar una gran sorpresa, y todavía está a tiempo de lograrlo.
La figura: Claudio Torres