salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

domingo, 17 de abril de 2011

El Verdinegro estuvo a poco del batacazo, pero el Albo lo ganó en un final infartante

El Albo de calle Belgrano le ganó sobre el final al Santo Verdinegro por 10 a 9, en el mejor partido de lo que se lleva jugado de éste Torneo Oficial Luis Chocho Gómez 2011.
Sportivo empezó con buena tenencia de balón en base a precisión y velocidad, y Damián Barría abrió el marcador a los dos minutos, aunque Cristian González empató para el Santo Verdinegro.
El resultado pasaría a ser de 3 a 1 para el conjunto blanco y negro, tras las conquistas de Vera y Barría. Sin embargo, un doblete de Víctor Hugo Rodríguez puso el 3 a 3 parcial, antes del gol de Román Estrada, que dejó el 4 a 3 con el que Sportivo se iría arriba en el marcador, al descanso.
En el complemento llegaron todas las emociones juntas, porque en menos de dos minutos, Damián Barría marcó la diferencia y logró poner al Albo 6 a 3.
El Verdinegro, preso de su inexperiencia, se cargó de faltas rápidamente, pero antes de los siete minutos logró empatarlo de la mano de dos goles del Kily González y uno en David Marín en contra de su valla.
Damián Barría era lo mejor en el Albo, pero el Verdinegro contrarrestó con presión en la salida y las cosas no fueron tan sencillas para los dirigidos por Ricardo Uribe.
El encuentro ganó en emotividad al llegar los últimos diez minutos de juego, cuando Nicolás Barbosa marcó de penal y la figura del arquero Verdinegro fue creciendo de forma espectacular.
Juliano Moya le atajó un tiro libre sin barrera a Barbosa y eso dio paso al empate, por intermedio de Víctor Hugo Rodríguez, de tiro libre.
El Santo se puso arriba en el marcador por primera vez en la noche luego de un gran contragolpe finalizado con maestría por el Kily Gonzalez, en una definición exquisita que significaba el 8 a 7 para el Verdinegro.
El final fue para el infarto, con los dos equipos entregándose al máximo y Juliano Moya erigiéndose como la figura del elenco sanjuanino. El arquero Moya le tapó a Barría un tiro castigo, y más allá que a dos minutos del final Román Estrada le rompió el arco con un derechazo (8 a 8), la historia pareció juzgada un minuto después, luego del gol de González . 
Sin embargo, el Verdinegro no supo cuidar el balón y, apretado por un Sportivo que nunca bajó los brazos, terminó quedándose con las manos vacías. Un gol en contra de Lucas Szumeldo, luego de un intento de rechazo por parte de Juliano Moya, dejaron la igualdad 9 a 9, que parecía sería definitiva a 25 segundos del final, pero Damián Barría buscó la falta y la consiguió. Nicolás Barbosa se hizo cargo y reventó el arco de Moya, para el 10 a 9 final, y el delirio de todos los seguidores de Sportivo, en un partido vibrante que también dejó al Verdinegro con la tristeza lógica por la derrota, pero la frente en alto por haber dejado todo. 
La figura: Nicolás Barbosa



Empate entre el Tomba y Escuela
En el primer partido del sábado en el Polideportivo Carlos Margalot, Godoy Cruz y Escuela de Fútbol empataron en un encuentro muy disputado hasta el final.
El primer tiempo fue muy parejo, tanto que no entregó demasiadas emociones y un partido muy friccionado, donde arrancó ganando el Tomba con gol de Gabriel Gómez, y tras el empate de Hilario Cabral, Jorge Rodríguez dejaría el 2 a 1 a favor de Godoy Cruz. Además, el arquero de Escuela, Diego Videla, fue expulsado con tarjeta azul directa al igual que Jonatan Adasme, luego de un encontronazo entre ambos.
El complemento inició con el empate 2 a 2 de Hilario Cabral, en un contragolpe rápido tras una recuperación y asistencia de Nicolás Senkovic.
Los equipos no se sacarían ventaja hasta la parte final, ya que el arquero Tomba, Fernando Adasme, marco el 3 a 2, pero Escuela lo dio vuelta con goles de Nicolás Senkovic y Alan Saldivia. El propio Senkovic marcaría el quinto, pero una volea y un contragolpe definidos por Jorge Rodríguez dejarían, a ocho minutos del final, un 5 a 5 que daba expectativas a ambos equipos de poder ganar y llevarse los dos puntos.
Hilario Cabral combinó con Saldivia y Diego Cabral marcó una nueva ventaja para los dirigidos por Pepe Cabral. En el mejor momento de Godoy Cruz llegó el séptimo gol de Escuela, gracias a un zapatazo del arquero Fabián González desde mitad de cancha.
Sin embargo, al Tomba le sobró corazón para buscar el partido y de la mano del Ruso Rodríguez descontó a tres del final, y cuando el encuentro se moría, un contragolpe manejado por el propio Rodríguez terminó con una gran definición de Gabriel Adasme, para el 7 a 7 final, pese a que el propio Adasme tuvo una última chance similar para lograr lo que hubiese sido un triunfo realmente agónico.
La figura: Gabriel Adasme