salonista.com.ar//estamos en twitter @salonista30 //// facebook: Salonista Cafs

sábado, 9 de octubre de 2010

Los Cuervos ganó y forzó al desempate

Los Cuervos de Río Grande venció merecidamente a Metalúrgicos para forzar a un partido desempate por los cuartos de final del Torneo Apertura “25º Aniversario de TV Fuego” del Futsal CAFS.
Metalúrgicos tenía ventaja deportiva por haber ganado en primera fase y debía ganar o empatar para acceder definitivamente a semifinales, pero el azulgrana pegó en los momentos justos para imponerse por 7 a 3 y forzar así, un partido desempate del que saldrá el rival de la otra llave, que disputarán Real Madrid y Real Amarillo.
La nota del día la dio ARGAF, que designó nuevamente al árbitro Oscar Garrido para un partido de esta magnitud, juez que ayer no tuvo errores árbitrales de consideración (como si los ha tenido en otras oportunidades) y por quién han llovido notas y reclamos a la Federación Fueguina de Futsal para que no dirija en Primera División, dadas sus malas actuaciones (tanto en categorías principales como inferiores).
Metalúrgicos arrancó ganando desde los vestuarios, gracias a un gol de Eugenio Studer tras un gran desborde de Lucas Vera, a pocos segundos del inicio. No obstante, tras el empate de Cristian Gonzale, el elenco azulgrana mejoró en su juego, ante las imprecisiones de su rival.
El partido fue parejo y disputado, con chances para ambos bandos, pero fue finalmente el Kily quien aprovechó una pelota profunda de Pintos para anotar al primer palo el 2 a 1, a los 11.
Los dirigidos por Robles no cedieron terreno y tuvieron el empate en los pies de Esteban Núñez, pero el balón dio en el travesaño y picó en la línea. La igualdad llegaría a los 15, por intermedio del mejor jugador metalúrgico, Gustavo Almonacid, con un certero zurdazo al ángulo del arco defendido por Pablo Guereta.
Gerardo Ullúa, de Cuervos, erró increíblemente un gol debajo del arco y el primer tiempo se fue 2 a 2.
 El inicio del complemento fue todo del elenco metalúrgico, que tuvo un cabezazo en el poste de Almonacid y algunas tapadas de Guereta sobre los hermanos Lucas y Jonatan Vera.
Los Cuervos fue dando vuelta el desarrollo de esa etapa aprovechando los pequeños errores del rival; a los 5, el arquero metalúrgico quiso gambetear y fue bien apretado por Javier Brizuela, que convirtió el 3 a 2. Allí, quien tenía la ventaja deportiva vivió su peor momento, y los dirigidos por Osvaldo Nieto (expulsado por reclamos airados a los árbitros) sacaron rédito. Tras unos minutos de descanso, Kily Gonzale ingresó y marcó el cuarto gol azulgrana, pasando entre dos y definiendo fuerte al primer palo.
El ida y vuelta fue intenso promediando el complemento, y a los 11, Fernando Alfonso trabó por derecha, ganó y clavó un derechazo terrible para empezar a liquidar el pleito. Unos segundos más tarde, Pintos aprovechó el mal posicionamiento de la barrera, y de tiro libre dejaba las cosas 6 a 2.
Allí el Kily se iría expulsado con tarjeta azul por gesticular e insultar al banco de suplentes rival, mientras que el arquero Fuenzalida se retiraba por ir al piso en forma desmedida, cuando Pintos se iba de cara al gol (ambas expulsiones por doble amarilla).
Alejandro Robles apostó por algunos valores de inferiores y el arco metalúrgico fue bien cubierto por el juvenil Kevin Molina, que salvó a su equipo en varias situaciones, mientras que llegando a los 15 minutos, Cristian Pérez descontaba. Sobre los minutos finales Los Cuervos no era preciso para liquidar de contragolpe, aunque tuvo en Pablo Guereta a otro de los puntos altos de su equipo.
El arquero azulgrana tapó dos buenos remates sobre Almonacid, y el 7 a 3 final se decoró con un gran gol de Gustavo Pintos, tras una buena combinación con Ullúa. De esta manera, ya no hay ventaja deportiva para nadie en esta serie, y la semana entrante definirá, mediante partido desempate, cual de los dos será semifinalista.
La figura: Gustavo Pintos